martes, 29 de junio de 2021

Sal de mar: medicina proactiva

Sal de mar: medicina proactiva

La sal, y su papel en nuestra dieta es uno de los temas más debatidos para quienes estamos interesados en el cuidado de la salud. Vamos a observar juntos la diferencia dramática entre la sal del mar  integral de alta calidad y la sal de mesa.

La sal del mar equilibra y nutre nuestro cuerpo con los minerales esenciales; deseamos resaltar aqui algunos de los beneficios que aporta a la salud el uso cotidiano de la sal de mar.

– Es vital para la contracción y expansión muscular, la estimulación de los nervios, el buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales, y otros procesos biológicos por su contenido de sales de potasio y magnesio.

– La sal de mar también proporciona cloruro, que ayuda a producir los ácidos necesarios para digerir las proteínas y enzimas para la digestión de hidratos de carbono, ayudando a las personas que necesitan equilibrar el peso a evitar la acidez estomacal. Por el abundante silicio asimilable que contiene (mineral escaso en las dietas habituales pero esencial para los procesos eléctricos del sistema nervioso) es imprescindible para optimizar el funcionamiento  del cerebro y el crecimiento celular en general.

– La sal de mar contiene magnesio, que es importante para la producción de enzimas, la transmisión nerviosa, la formación ósea, la formación de esmalte de los dientes, y la resistencia a las enfermedades del corazón, también contiene la suma de todos los minerales existentes en el circuito de la vida, ya que el agua de mar es el disolvente y purificador natural mas grande que existe, debido a la abundante biología que posee. 

Por citar un ejemplo en la tierra de bosque encontramos un millón de bacterias y microorganismos cada cm3 en promedio, mientras que en el mar esta suma asciende a mas de diez millones cada cm3. (Un cm3 son aproximadamente 15-20 gotas de agua)

 Los microbios, las cianobacterias  de agua dulce  y los patógenos terrestres no pueden vivir en el agua de mar porque la salinidad no se lo permite, por ende el agua de mar cosechada lejos de los puertos y las corrientes de agua dulce a fin de obtener sal de ella, es pura y limpia.

- Los bebés y los niños tienen una necesidad especial de sal para el cerebro en desarrollo, por eso es importante usar sal de mar en los alimentos; mientras se amamanta, el bebé recibe estos minerales a través de la leche materna.

–  Ayuda a estabilizar los latidos cardíacos ya que la sal de mar junto con el agua y en la proporción adecuada, es esencial para la regulación de la presión arterial. La sal de mar de alta calidad busca  y atrae iónicamente los depósitos de sodio dañinos en el cuerpo y los elimina.

El hecho de que la sal de mar estabilice la presión arterial no debe ser visto como un "permiso" para consumir sal en cantidades inadecuadas ya que todos los excesos son dañinos para la salud. Una vida sana comienza en la moderación, el balance en la alimentación, el descanso, el ejercicio físico y la buena relación con el entorno y las demás personas.

– La sal de mar mantiene los electrolitos del cuerpo en su balance natural, colaborando así en el procesamiento  cognitivo de la información en el cerebro y la comunicación entre las células neuronales; siendo indicado su uso para optimizar el rendimiento intelectual en estudiantes y personas que trabajan bajo situaciones de estrés prolongado.

– Impide la retención de agua en el cuerpo, gracias al balance del sodio que contiene con los demás minerales, también se ha reportado que ayuda a disolver cálculos renales.

– La sal de mar suministra minerales esenciales directamente a las células para aumentar y mejorar el sistema inmune del cuerpo y aumenta la resistencia frente a las infecciones y enfermedades bacterianas. También ayuda a nuestro cuerpo a recuperarse rápidamente de los accidentes, cirugías, enfermedades, trastornos mentales, cortes, quemaduras, gripe, resfriados, virus, etc.

– La sal de mar ayuda en la absorción de alimentos en el tracto intestinal y mantiene el nivel  ideal de azúcar en la sangre, reduciendo así el riesgo de diabetes.

– Actúa como un antihistamínico natural fuerte por mantener el cuerpo en el Ph correcto. Esto ayuda a mantener el nivel de alcalinidad necesario para permanecer sanos y vitales; como así también en la prevención de problemas como alergias, envejecimiento prematuro, estrés oxidativo, cáncer  y enfermedades degenerativas.

- En los casos de insuficiencia suprarrenal y / o fatiga nuestros cuerpos tienden a desear sal en respuesta a niveles bajos de aldosterona drenando los riñones de valiosos minerales y agua necesaria; hecho este que conduce a la deshidratación crónica. La sal de mar con su poder de intercambio iònico ayuda a evitar este desequilibrio.

– La sal marina tiene propiedades antisépticas y se puede utilizar durante el baño, para controlar el picor y la inflamación en la piel. Es un agente desintoxicante si es  aplicado como sal de baño, ya que ayuda a extraer las toxinas, revitalizar la piel y el cuerpo con los elementos traza que contiene tales como minerales del grupo del platino, oro, plata, cobre, y minerales de tierras raras; exóticos para nuestro conocimiento, pero necesarios para completar la síntesis de la proteína, las cadenas de ADN y cientos de procesos enzimáticos y hormonales en nuestro organismo.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre la sal de mesa y la sal del mar integral de alta calidad?

La sal de mesa es un elemento altamente refinado. Pasa a través de un proceso que elimina el magnesio y otros minerales. Debido a que la sal es naturalmente higroscópica (fácilmente retiene agua) los compuestos de aluminio y otros aditivos, se añaden a la sal ya refinada para que se conserve suelta y no se humedezca en el salero.

El aluminio y sus compuestos tales como el silicato de alúmina, agente desecante usado en el proceso; es responsable de la osteoporosis y otras enfermedades relacionadas con el bloqueo del calcio, el magnesio y el silicio asimilables.

La sal de mesa "gracias" a una resolución de la ONU a través de la OMS de hace mas de sesenta años es simplemente cloruro sódico 99.% puro, el restante 1% corresponde a los agregados desecantes, blanqueadores, etc.

El yodo natural se destruye durante el proceso de refinación de la sal de mesa y se vuelve a añadir como yoduro de potasio, a menudo en niveles tóxicos.

El flúor agregado se ha comprobado que produce autismo, bloqueos neuronales y otras enfermedades en los recién nacidos, este flúor agregado a la sal de mesa por ley en casi todo el mundo también se agrega a las pastas dentales.

La dextrosa (azúcar) se añade como un estabilizador que interactúa con la sal y cambia su color. -La sal de mesa contiene azúcar (¡¡¡)- también  un agente de blanqueo como dióxido de titanio algunas veces se utiliza para blanquear la sal.

La sal de mar integral de alta calidad está compuesta de muchas sales en forma de cloruros, en ella estan presentes en abundantes cantidades; el potasio, el calcio, el magnesio, el zinc el hierro,y muchos minerales que no recibimos habitualmente en la alimentación. 

Es secada artesanalmente a bajas temperaturas  o simplemente usando el sol para mantener sus propiedades; está sin procesar y  contiene cantidades microscópicas de yodo y fùor natural, es ligeramente húmeda y de color normalmente grisáceo si está completa.

Una "sal de flor" se recoge de la salmuera cuando flota durante el proceso artesanal; esta sal posee excelente apariencia, luce acristalada en escamas de un brillante color blanco y es usada en los saleros de los restaurantes gourmet ya que es muy liviana, sala poco y confiere un sabor exquisito a algunas terminaciones de platos de autor.

Si a una comida condimentada con sal de mar integral la disfrutamos con un buen vaso de vino tinto tannat natural (que también vendemos) tenemos un elixir que nos hará vivir mas y mejor por muchos años.

Este era el secreto de la longevidad en el mundo antiguo

La sal del mar saboriza los alimentos mucho mejor que la sal de mesa. Se utiliza menos en la cocina para producir los mismos resultados.

La sal de mar oceánica tiene un 17,5% de contenido mineral en comparación con el 4,1% de la sal del Himalaya, es deliciosa y la tenemos al alcance de la mesa. Al incorporarla a nuestra dieta nos proveemos de un alimento excelente que  nos regala los minerales esenciales que toda dieta racional debe tener.

Esperamos que esta información alcance a muchas personas, compártela. 

Esta poderosa sal integral concentra la energía de las olas, el viento, el sol y la abundante vida marina; es un regalo de la madre naturaleza a sus hijos los seres vivos.

La vida comenzó en el mar.

0 comentarios:

Publicar un comentario