viernes, 18 de junio de 2021

2020 fue el año más cálido de la historia

Malas noticias para el planeta: Aún con la pandemia, 2020 fue el año más cálido de la historia según la NASA.

2020 fue el año más cálido de la historia

2020 fue el año más cálido de la historia

2020 se convirtió en el año más cálido en la historia de los registros de temperatura en la Tierra, demostrando una vez más los estragos del calentamiento global.

En un informe publicado el 14 de enero de 2021, la NASA dio a conocer que según sus registros, la temperatura media de 2020 superó por muy poco el récord de 2016 y se convirtió en el año más cálido de la historia del que se tenga registro.

Según la agencia espacial estadounidense, la temperatura media de 2020 fue 1.02 grados Celsius más alta que la referencia histórica, obtenida a través de un promedio de los registros anuales desde 1951 hasta 1980. Y aunque los cálculos varían ligeramente según a la medición de cada organización (La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, por ejemplo, posiciona a 2020 ligeramente debajo de 2016), todas coinciden en que el año que terminó sigue la misma tendencia peligrosa de la última década del siglo XXI: un aumento de la temperatura récord, muestra de que el calentamiento global antropogénico está a un tris de alcanzar un punto de no retorno. La agencia estima que la temperatura global ha aumentado 1.2 grados Celsius desde finales del siglo XIX.

El análisis de la NASA demuestra que los mayores estragos del aumento sostenido de la temperatura en el planeta están ocurriendo en el Ártico, que se calienta a un ritmo tres veces más rápido que el resto del globo en las últimas tres décadas. Los datos coinciden con el mínimo histórico que alcanzaron las mediciones del hielo marino que no logró congelarse tras la llegada del otoño, confirmando la desaparición gradual de la banquisa polar.

Según la NASA, dos fenómenos afectaron la temperatura a nivel global durante 2020: en primer lugar, los incendios que azotaron Australia y consumieron aproximadamente 46 millones de acres, cuyo humo y partículas suspendidas en la atmósfera provocaron un ligero enfriamiento de la Tierra; en contraste con las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia de Covid-19, que influyeron en una mejor calidad del aire, dando como resultado un ligero aumento de la temperatura.

La actividad humana es la gran responsable de este aumento generalizado en la temperatura. Las emisiones de gases de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero a la atmósfera una consecuencia más evidente que nunca: los 7 años más cálidos desde que se tiene registro son los últimos siete años (de 2014 a 2020), una muestra de que el tiempo se agota para evitar un cambio radical en la vida en la Tierra tal y como la conocemos.

0 comentarios:

Publicar un comentario