Mostrando entradas con la etiqueta Comprar. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Comprar. Mostrar todas las entradas

miércoles, 26 de junio de 2019

Guía para comprar armas por primera vez

En algún momento de la vida, con la inseguridad que se vive actualmente, muchas personas deciden comprar un arma de fuego para el hogar y la protección personal. Puede suceder al cumplir la edad legal para portar armas o mucho después de la jubilación como única manera de sentirse seguro, para proteger a su familia o al mudarse a un barrio difícil.

No importa cuando decida convertirse en un portador de armas por primera vez, es importante conocer los aspectos fundamentales antes de hacer la compra en la tienda de armas. Un arma de fuego viene con muchas cuestiones a tener en cuenta; aquí dejamos algunos consejos y sugerencias importantes para quienes van a comprar armas de fuego por primera vez.

Guía para comprar armas por primera vez

Guía para comprar armas por primera vez

Cómo elegir mi primer arma de fuego
Las armas de fuego personales pueden ir desde las pistolas de bolsillo más pequeñas hasta escopetas, rifles, etc. Determine cuándo y cómo usaría el arma de fuego para ayudar a reducir su campo de opciones y tener en cuenta el sentido común a la hora de la compra.

Armas para la defensa personal
Para la defensa local, una escopeta puede ser la mejor opción. Las opciones incluyen las semiautomáticas, o las escopetas de disparo único, todas con opciones de cañón largo y corto. Puedes montar punteros láser en las escopetas, que son confiables, efectivas y bastante fáciles de usar. También vienen en varios tamaños de municiones. Para los que compran armas por primera vez, un rifle pequeño o una pistola sería una buena alternativa.

Es importante almacenar adecuadamente su arma de defensa doméstica para mantenerla fuera del alcance de posibles ladrones y niños. Una caja fuerte para armas es la mejor opción para asegurar su escopeta. Elija una caja fuerte para armas de fuego que se ajuste a su uso.

¿Qué pistola y qué munición?
Un revólver ofrece un uso simple y confiable. Un semiautomático proporciona más balas en la pistola, pero incluye más piezas de trabajo y una mayor probabilidad de tener un mal funcionamiento (un atasco) que requeriría conocimientos y habilidades adicionales.

La mayoría de las personas nunca necesitarán un arma de fuego para la defensa personal. Lo más probable es que si alguien lo hace alguna vez, un revólver de cinco o seis rondas sería suficiente. Sin embargo, si tiene la opción y la capacidad de tener 30 tiros disponibles de inmediato en un tiroteo en lugar de seis, la mayoría de las personas elegiría el número más grande.

Qué calibre elegir es la siguiente pregunta que debería ser respondida. Por lo general, se sugiere que el mejor tamaño es el calibre más grande que puede obtener para el tipo de pistola que desea, el retroceso con el que se siente cómodo y la resistencia física de la resistencia interna del arma.

Aprender tiro
Nadie nace con el conocimiento y las habilidades de un buen tirador. No importa qué tipo de arma de fuego pretenda usar, debe ser entrenado con éxito en el uso y la seguridad de las armas. Es probable que el departamento de policía local o la tienda donde compre el arma puedan recomendar un curso de seguridad de armas certificado. La mayoría de los clubes y rangos de armas ofrecen varios niveles de cursos de seguridad de armas.

Responsabilidad de armas de fuego
Poseer un arma de fuego, especialmente para los propósitos de defensa propia, requiere de una responsabilidad seria. Para los compradores de armas por primera vez y los veteranos experimentados, seguramente necesite una capacitación responsable para poder operar el arma de manera segura y efectiva en cualquier circunstancia. Usted será el responsable del almacenamiento seguro del arma.

También debe determinar si está capacitado emocionalmente como para usar el arma de fuego en un encuentro violento con un criminal que amenaza su vida o la vida de alguien que está protegiendo. Si bien es posible que nunca sepa realmente la respuesta a esa pregunta hasta que suceda, el entrenamiento y la evaluación psicológica le proporcionarán la seguridad necesaria para mantenerse seguro.