lunes, 9 de septiembre de 2019

Las encías inflamadas son síntoma de disfunción eréctil

Las encías inflamadas --periodontitis-- pueden ser un síntoma previo de disfunción eréctil. Este hecho se debe a que se produce una menor cantidad de la enzima óxido nítrico sintasa que es la encargada de "relajar" los vasos sanguíneos y, por consiguiente, incrementar el flujo de sangre que llega al pene.

Los estudios han advertido de la importancia que tiene mantener una buena higiene bucal y una correcta alineación dental para evitar que se produzcan estos problemas bucales y sexuales.

Las encías inflamadas son síntoma de disfunción eréctil

Las encías inflamadas son síntoma de disfunción eréctil

Un estudio publicado en el 'Journal of Sex and Medicine' ha demostrado que la disfunción eréctil afecta al diez por ciento de los hombres y, de ellos, ocho de cada diez presenta periodontitis.

Normalmente la mitad de los adultos mayores de 40 años comienza a desarrollar este problema sexual. Por tanto, si a partir de esa edad se empieza a diagnosticar una enfermedad grave en las encías se puede llegar a pensar que en un futuro próximo se tendrán problemas de erección.

Esta relación de patologías pueden afectar también a las mujeres aunque no se manifiesten de la misma manera que los hombres. Por ello, los expertos insisten en la importancia de mantener las encías en buen estado y, especialmente, la alineación de los dientes para evitar que se acumule sarro, se repartan las fuerzas, se produzca una "sobrecarga" del tejido periodental y se perjudique al flujo sanguíneo del pene.

Por último, los ortodoncistas recuerdan que la inflamación de las encías no sólo afecta a la disfunción eréctil sino que, también, puede provocar trombosis y endocarditis bacteriana.

El hecho de tener periodontitis puede ser bastante grave porque, por ejemplo, un paciente que ha tenido un problema de corazón o se ha sometido a una operación por un infarto, la inflamación de las encías puede provocar una infección del endocardio.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Curiosidades sobre Internet


Hoy en día Internet es algo que tenemos muy presente en nuestras vidas. Todos, al menos una vez al día, usamos Internet o algo relacionado con ello. Os vamos a contar una serie de cosas sobre Internet que, seguramente, no sabías.


Curiosidades sobre Internet


Internet es muy antiguo

La Web fue creada hace más de cuarenta años por Tim Berners-Lee cuando trabajaba en el CERN. Se creó para que los trabajadores del centro pudieran comunicarse entre sí y compartir sus resultados.

Correo electrónico

Se envía más de cien mil millones de correos al día.

Su llegada al mundo fue más rápida

Mientras que a la televisión le costó 13 años estar al alcance de 50 millones de personas, a la radio le costó dieciocho. Internet, sin embargo, llegó en cuatro años a esa cantidad de gente.

Los bots nos ganan en uso

Los seres humanos usamos menos Internet que los bots. Un 49% por un 51%.

El control de Internet

Nadie controla Internet, sin embargo, existen muchas teorías acerca de que alguien controla la Web.

Groenlandia es la más conectada

Nada más y nada menos que el 92% del país posee conexión a Internet.

Marketing en Internet

La publicidad en la Web es un gran negocio. Se estima que la publicidad en Internet alcanzará los 239 billones de dólares.

Info.cern.ch y Symbolics

Info.cern.ch fue el primer sitio web creado, allá por 1991 y aún continúa activo. Por su parte, Symbolics fue creado en 1985, convirtiéndose en el primer dominio.

Youtube

Es el segundo buscador después de Google y la tercera página más visitada.Se suben a la página más de trescientas horas y se ven más de cien millones de horas de vídeo.

Google

Sobre el 18% de las búsquedas que se hacen al día en el buscador son hechas por primera vez.Para una consulta, Google usa mil dispositivos que tardan 0,2 segundos en dar el resultado.

Deep web

Se cree que la Web Profunda es 500 veces más grande que la normal.

Cárceles e Internet

En Noruega se tiene acceso a Internet en las celdas de las cárceles.

Tratamiento de la adicción a Internet

China posee sitios para que la gente adicta a Internet se trate. El 40% de la gente con adicción a Internet tiene, además, un trastorno de hiperactividad con déficit de atención.

Cafetera observada

La primera Web fue usada para observar una cafetera eléctrica en Cambridge.

El Oceanografic

El Oceanografic de Valencia está conectado totalmente a la web, lo cual le permite, entre otras cosas, ver películas en 4D en su cine-cúpula.

El móvil, lo más usado

El móvil se ha convertido en el dispositivo más usado para navegar por Internet, por delante de los ordenadores.

Cien mil dominios

Esa es la cantidad que se crea al día.

La fuerza de Internet

Se requieren cincuenta millones de caballos de fuerza para que funcione la Web.

El primer emoticono

Fue creado por Kevin Mackenzie en 1979, fue este: -). En Japón, los emoticonos se crean de forma vertical.

viernes, 6 de septiembre de 2019

El sexo equivale a practicar deporte

Así como lo leen, el sexo equivale a practicar deporte como fútbol, gimnasio, natación o bicicleta. Fisiológicamente equivale a una sesión de aeróbic, un partido de fútbol o una clase de natación, por lo que estar en forma y mejorar tu salud puede ser posible sin ejercitar de otra manera que no sea en la casa.

El sexo equivale a practicar deporte

El sexo equivale a practicar deporte

Vivimos en un mundo repleto de mensajes que incitan a la práctica sexual, algo que constituye una buena forma de afianzar una relación personal. Sin embargo, las repercusiones del sexo sobre el organismo van más allá del bienestar amoroso y se adentran en el campo de la ciencia.

En primer lugar, porque se trata de uno de los ejercicios físicos más completos y saludables, pues pone en funcionamiento alrededor de 500 músculos y permite quemar calorías -en media hora se pueden eliminar entre 150 y 200. Pero también porque su práctica equivale fisiológicamente a una sesión de aeróbic, un partido de fútbol o una clase de natación.

La sensación de euforia y bienestar que sucede al acto sexual es una consecuencia de la liberación de endorfinas en el flujo sanguíneo, unos péptidos que funcionan como neurotransmisores y cuya presencia logra el mismo efecto que la práctica deportiva.
Asimismo, también están probados sus efectos como tranquilizante y relajante y ayuda a conciliar el sueño a aquellas personas que sufren insomnio o que padecen otros trastornos del sueño.

La prevención de un ataque cardiaco es otra razón más por las que seguir disfrutando del sexo. De hecho, y según un estudio que llevó a cabo la Queen's University de Belfast (Irlanda del Norte), practicar sexo dos veces por semana reduce en un 50% la posibilidad de sufrir un ataque al corazón en comparación con aquellos que solo lo practican una vez al mes. Del mismo modo, y tal como publicó la revista British Medical Journal, los varones que más hacían el amor tenían menos probabilidad física de morir que los que no lo hacían porque sus organismos se habían acostumbrado a la realización de ejercicio.

Tener relaciones sexuales también es, por otra parte, sinónimo de belleza. Con este acto, la mujer produce estrógenos, una hormona sexual que tiene implicaciones en el estado del cabello o la piel. En este sentido, las féminas más activas sexualmente suelen lucir un cabello con más brillo y la piel más suave que las que no lo son.

Hospital Dixmont, en Pittsburgh

El Sanatorio mental "Dixmont" fue una institución mental clausurada ya hace 32 años y las razones de su clausura dieron en el descubrimiento de una aterradora historia.

Muchas técnicas, hoy consideradas inhumanas, se aplicaban en el Dixmont, como las terapias de electroshock, las lobotomías y las camisas de fuerza. Los enfermos mentales podían ser sumergidos durante horas en una bañera con agua helada. Este baño podía incluir la aplicación de hielo sobre la cabeza o las vendas alrededor de los ojos y de los oídos, para aislarlos de la percepción de otras sensaciones. También se empleaban las mangueras para rociar a los pacientes con fuertes chorros de agua fría.

Un día, una investigadora extranjera llegó al lugar y descubrio el terrible secreto del "éxito" del instituto, que garantizaba la recuperación de todos sus pacientes.

Todo aquel que se comportara "inadecuadamente" era asesinado en público y los enfermos, llenos de miedo, solían suicidarse.

Aquellos cuyo estado mental era tan grave como para no comprender la situación eran tambien asesinados. Entonces solamente quedaban vivos los que no estaban tan mal, logrando recuperarse.

Personas que pudieron ingresar al lugar dicen que aun las almas de los pacientes continúan en la estructura del ahora abandonado Hospital Dixmont.

De la enorme edificación, actualmente, sólo se conserva el cementerio del hospital, en el que muchos pacientes fueron sepultados en sencillas tumbas que se distinguen con simples piedras marcadas con números.

Existen más de 1300 lápidas. Al parecer, los propietarios de los terrenos en los que se elevaba el Dixmont poseen un libro de registro que identifica los números con cada uno de los pacientes enterrados.

Hospital Dixmont, en Pittsburgh

(Las imágenes corresponden a una paciente del hospital y una lápida del cementerio que solo tiene numeros)

Si te gustó esta historia curiosa de terror, no olvides comentar y compartir en tus redes sociales. También te invitamos a seguirnos en las redes sociales de Cosas Curiosas para leer más.

Alexéi Nikoláyevich

Alexéi Nikoláyevich, fue el quinto hijo y único varón del matrimonio del Zar Nicolás II y Alejandra Fiódorovna y heredero al trono. La hemofilia se hizo presente en el niño al mes de su nacimiento tras sufrir una copiosa hemorragia umbilical y a los 8 años esta enfermedad le llevó al borde la muerte.
En su desesperación, los padres recurrieron a los oficios de un afamado campesino siberiano, místico y de licencioso comportamiento, Grigori Yefímovich Rasputín, quien "curó" misteriosamente al niño suprimiendo la aspirina que le administraban los médicos para aliviar el dolor (ya que la aspirina es anticoagulante). Otras fuentes, especulan con la posibilidad de que consiguiera aliviar su dolencia mediante hipnosis.
La creencia de un poder sobrenatural en Rasputín por parte de Nicolás y Alejandra y la propia convicción del campesino devenido sanador, le ganó la confianza en la corte real donde no sólo influyó “terapéuticamente” sino familiar y políticamente.
Hoy día se a probado que todos los hijos de la pareja real tenían el mismo ADN mitocondrial que su madre y que la hemofilia de los Romanov, como la de las otras familias reales, era de tipo B12.
En 1901 se mencionan como posibles medidas terapéuticas a la administración de calcio y de nitrógeno, la inhalación de oxígeno, el uso de glándula tiroidea o médula ósea, y el empleo de peróxido de hidrógeno y gelatina. Sin embargo, nada de ello hemos hallado en la terapia administrada al zarévich, salvo la referencia a la aspirina y los “rezos sanadores” de Rasputín, más mágicos entonces que a la fecha si nos atenemos a la Noética.

Rasputín

La foto superior es la imagen de Rasputín, uno de los personajes más reconocidos de la Rusia zarista, debido a su gran influencia en los líderes rusos que fueron sacados del poder por la revolución bolchevique.

jueves, 5 de septiembre de 2019

La momia quemada del Faraón Tutankamon

Hace algunos años el doctor Chris Naunton, director de la Sociedad de Exploración de Egipto, dió a conocer los resultados de su investigación sobre la muerte de Tutankamón.
En las imágenes de un tac realizado en 2005, que han ayudado en la investigación, revelaron un daño extremo en la caja torácica, así como una fractura en la pierna.
Llegando a la conclusión de que un carro atropellara al faraón mientras estaba de rodillas, rompiéndole las costillas y la pelvis, y aplastando su corazón. De este modo, la investigación también arroja luz a otro de los misterios de la momia, el de por qué era la única de un faraón que no conservaba el corazón.
Una arqueóloga forense utilizó un microscopio electrónico de barrido, que determinó que la carne había sido quemada. Esta investigación confirmo ademas que el cuerpo de Tutankamón se incendió mientras estaban sellando el ataúd
En la tumba del faraón se encontraron gran cantidad de resinas y aceites que se vertieron sobre la momia de Tutankamón para prepararlo para la eternidad, podrían haberse incendiado de alguna manera después de que la momia hubiera sido introducida en varios ataúdes sellados.
Al parecer, los aceites de embalsamamiento combinados con el calor de la tumba y el lino causó una reacción química que «cocinó» el cuerpo del rey a temperaturas de más de 200 grados centígrados.
Esta conclusión se basa en pruebas realizadas a un trozo de la carne del faraón, que al parecer se hizo en 1968. La momia de Tutankamón es, de hecho, muy oscura, pero ¿fue el fuego lo que lo convirtió en un faraón frito?
Las conclusiones son; En primer lugar, que el faraón habría muerto en un accidente «de tráfico» y en segundo, que su cuerpo sufrió una combustión espontánea después de ser embalsamado.

La momia quemada del Faraón Tutankamon

domingo, 1 de septiembre de 2019

La contaminación de los océanos

El agua no sólo es parte esencial de nuestra propia naturaleza física y la de los demás seres vivos, también contribuye al bienestar general en todas las actividades humanas.

Las fuentes de contaminación son resultados indirectos de las actividades domésticas, industriales o agrícolas: las fábricas mandan sus desechos al río  y los agricultores contaminan el agua  con abonos o insecticidas. El efecto en los ríos se traduce en la desaparición de la vegetación natural y disminuye la cantidad de oxígeno produciendo la muerte de los peces y demás animales acuáticos.

La contaminación de los océanos

La contaminación marina

Los contaminantes más frecuentes de las aguas son: materias orgánicas y bacterias, hidrocarburos, desperdicios industriales, productos pesticidas y otros utilizados en la agricultura, productos químicos domésticos y desechos radioactivos.

Uno de los aspectos más graves es que una parte de los derivados del petróleo son arrojados al mar por los barcos o por las industrias ribereñas y son absorbidos por la fauna y flora marinas que los retransmiten a los consumidores de peces, crustáceos, moluscos, algas, etc.

Contaminada, el agua se convierte en un vehículo de agentes infecciosos como hongos, virus, bacterias, protozoarios y helmintos, además de sustancias tóxicas como pesticidas, metales pesados y otros compuestos químicos, orgánicos, que son perjudiciales para la salud.

La contaminación de los océanos

La Organización de las Naciones Unidas ha dado a la contaminación marina la siguiente definición: "es la introducción por el hombre en el medio marino, de sustancias o energías que puedan ocasionar consecuencias nefastas, tales como daño a los recursos biológicos y por consiguiente a la salud humana, trabas a las actividades marítimas, incluyendo la pesca, disminución en la calidad del agua del mar desde el punto de vista de su utilización, y reducción de las posibilidades ofrecidas para el descanso."

El aumento de la población; la falta de una legislación global estricta y clara que persiga y castigue a las empresas infractoras; el número creciente de países industrializados; la polución de los ríos; los vertidos de los barcos; las aguas fecales; los millones y millones de toneladas de plásticos que lanzamos despreocupadamente a los mares y que acaban con la vida de un sinfín de animales; o el uso y abuso de pesticidas, DDTs, dioxinas y metales pesados, son todas ellas causas de primer orden que explican el paulatino deterioro de las condiciones en los océanos.

Otros factores que contribuyen a la contaminación de los mares: más de la mitad de la población mundial vive junto o cerca del mar y la especie humana siempre se ha servido, sin miramientos, de sus recursos: peces, sal, algas, petróleo o gas natural; las aguas próximas es donde se desarrollan más de la mitad de las actividades pesqueras de todo el mundo; el crecimiento poblacional en esos lugares y la industria turística, sin una sólida educación ambiental, pone en riesgo la vida de las plantas, animales y organismos del océano.

Otro de los peligros que acecha a los océanos es la pesca descontrolada y masiva. Según estimaciones científicas de Greenpeace, al menos el 20% de las especies de peces conocidas en el mundo están en peligro de extinción.

Además, aproximadamente un tercio de la contaminación que llega a los mares empieza siendo contaminación atmosférica pero después acaba cayendo a los océanos. En los fondos oceánicos hay, en este momento, decenas de miles de barriles con substancias como plutonio, cesio o mercurio, resultado de décadas de uso del océano como vertedero para grandes cantidades de desechos.

Isla de basura

Uno de los ejemplos más claros de las consecuencias de los vertidos incontrolados en los océanos sobre los ecosistemas marinos lo descubrió casualmente el oceanógrafo estadounidense Charles Moore en 1997 mientras se encontraba inmerso en una expedición científica entre Los Ángeles y Hawai.

En el transcurso del viaje, localizó una gran mancha de basura que se extendía hasta donde alcanzaba la vista. Tras estudiarla, advirtió que sus dimensiones eran colosales. Actualmente se calcula que es 2 veces más grande que la extensión de Texas y, lo que es peor, continúa creciendo a un ritmo muy rápido. Según los expertos, mientras no se pare el nivel indiscriminado de consumo de los derivados del petróleo esta isla de basura, en vez de disminuir, seguirá creciendo.

Mar de plásticos

A lo largo del último medio siglo, una porción cada vez mayor de lo que comemos, bebemos o utilizamos viene en envases de plástico. Todos los años desechamos miles de millones de bolsas de plástico y botellas y gran parte de esta basura termina contaminando el medio ambiente y, cada vez más, siendo arrastrados hacia el mar.

Al año se arrojan al mar, unos 6,4 millones de toneladas de basura, entre el  60 y el 80% son plásticos. Estos plásticos – unos 13,000 pedazos por Km2, según el programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) - son trampas mortales para la fauna que habita  los mares. Los plásticos que terminan el océano están cambiando la cadena natural de las especies marinas convirtiendo el océano en un gigantesco vertedero.

Hay biólogos marinos que han encontrado tortugas atragantadas con bolsas de plástico, tiburones con el estómago lleno de botellas o pájaros intoxicados, como el albatros. Así se podría seguir hasta llegar a las 267 especies afectadas. Estos elementos químicos derivados del petróleo –moléculas bifeniles policlorados- contaminan las aguas, a los animales y a su flora, pero también llegan al ser humano en la lógica de la cadena alimenticia.

Concientizar a través de campañas, usar vidrio, disminuir al máximo el uso innecesario de bolsas de plástico y recuperar el uso de las bolsas de tela, son algunas propuestas de los colectivos más sensibles con este problema. Para ello, empresas y gobiernos tendrían que poner de su parte e incentivar  a aquellos que se involucren en la reducción del consumo de plásticos. Hay fórmulas, pero también falta de voluntad y de educación ecológica.

¿Estamos a tiempo de revertir la situación actual de las cosas?

No es un camino fácil ni rápido, la población sigue creciendo y es necesario apostar por las políticas, las prácticas y las actitudes ecológicas. Un objetivo que precisa de un cambio de mentalidad generalizada.
La contaminación ha llevado a diferentes naciones del mundo a diseñar e implementar proyectos con el fin de conservar los hábitats marinos y costeros. Por ejemplo, en muchos países —principalmente desarrollados—, por norma, se han dejado de arrojar deshechos tóxicos al mar; se han creado reservas para las especies en peligro de extinción, además de que se trabaja por sensibilizar a las personas en torno a la importancia de la vida en los mares que es responsabilidad de nosotros, los habitantes del planeta.