domingo, 21 de abril de 2019

La interesante historia de la máquina tragamonedas

De todos los juegos en el casino o en las máquinas recreativas para bares, la máquina tragamonedas probablemente tiene la historia más interesante que contar sobre su origen.

La interesante historia de la máquina tragamonedas

La interesante historia de la máquina tragamonedas

La máquina tragamonedas tuvo sus humildes comienzos hacia fines del siglo XIX, en 1887, para ser más exactos. Fue inventada por un hombre llamado Charles Fey. Fey nació en Baviera (actualmente Alemania) en 1862, y era el menor de 16 hijos. Los intereses de Fey se encontraban enfocados en los dispositivos mecánicos y pronto emigró a los Estados Unidos y más tarde encontró un trabajo con la California Electric Works Company en San Francisco.

En 1885, Charles Fey comenzó a trabajar en su tiempo libre en una máquina de juego que funcionaba con monedas. Otras máquinas que funcionaban con monedas ya estaban disponibles en esos momentos, pero no entregaban ningún premio en efectivo. Lamentablemente, en 1887 Fey fue sufrió una gran enfermedad  la tuberculosis. En lugar de rendirse, Fey continuó trabajando en su creación mecánica y terminó el invento en el mismo año.

La primera máquina tragamonedas era bastante primitiva en comparación con las máquinas tragamonedas modernas de hoy. Sin embargo, los principios básicos siguen siendo los mismos: otorgar un pago cuando aparece una combinación ganadora de los símbolos en la pantalla. Al igual que las máquinas tragamonedas modernas, la máquina tragamonedas original de Fey tenía un brazo o palanca como mecanismo para iniciar el juego y tenía tres carretes con diez símbolos. Algunos de los símbolos originales, como corazones, campanas y espadas, todavía están en uso hoy en día. La máquina tragamonedas Liberty Bell, como se llamaba, pagaba el premio cuando aparecía una línea de tres campanas.

La invención de Fey fue sensación instantáneamente en salones dentro y fuera de California. Fey fabricó las máquinas tragamonedas por sí mismo hasta 1907, cuando la demanda de máquinas tragamonedas creció tanto que tomó a un socio, Herbert Mills, para ayudarlo a producir las máquinas. La compañía, Mills Novelty Company, fabricó las máquinas tragamonedas hasta que se produjeron y vendieron más de 30,000 máquinas.

La Bell Machine original pronto dio origen a otros spin-offs, como la Operator Bell Machine, que tiene el doble de símbolos por rollo, y la Fruit Machine, que usaba frutas como símbolos.

Como una nota al margen interesante, a Charles Fey le dieron un año de vida después de haber sido diagnosticado con tuberculosis, pero sobrevivió a las probabilidades y vivió una vida larga y feliz. Su máquina, también, sobrevivió a las probabilidades y ahora es un elemento permanente en los casinos de todo el mundo. La máquina tragamonedas siguió evolucionando a medida que se introdujeron más carretes, líneas de pago, símbolos y también el uso de la tecnología digital, para hacer que el juego sea más emocionante y divertido.

Entonces, la próxima vez que juegues en una máquina tragamonedas, agradece al hombre que la inventó, aunque quizás no recuerdes su nombre. Tú también puedes vencer las probabilidades jugando en una máquina tragamonedas, como Charles Fey.

0 comentarios:

Publicar un comentario