viernes, 22 de marzo de 2019

La historia de las coronas

Cuando se trata de la historia de las coronas existen dos versiones que las sitúan en lugares y épocas diferentes. Sin embargo, lo cierto es que desde su origen hasta el día de hoy, las coronas suelen ser utilizadas para diversos fines, como por ejemplo la corona de flores funeral que es una tradición en cada velatorio.

La historia de las coronas

La historia de las coronas

La primera versión afirma que la corona se remonta a la antigua Grecia y Roma, donde los miembros de la sociedad grecorromana hacían a mano "coronas" en forma de anillo con hojas de árboles frescas, ramitas, pequeñas frutas y flores. Estas coronas representan la ocupación, el rango, los logros y el estatus de cada uno. La corona de laurel era la más utilizada en ese momento y se usaban para coronar a los vencedores de los antiguos Juegos Olímpicos grecorromanos.

La segunda teoría sobre la historia de la corona es una tradición cristiana común y explica que el honrado arte de la fabricación de coronas comenzó 1.000 años antes del nacimiento de Cristo. Los cristianos reunieron "coronas de Adviento" para simbolizar la fuerza de vida que mostraron al perseverar a través de las duras fuerzas del invierno. Hoy, aún así, la corona de Navidad es un símbolo de la inmortalidad cristiana, ya que el círculo y la esfera representan la inmortalidad.

No importa a qué escuela de pensamiento te suscribas, las coronas vivas y secas han recorrido un largo camino. Las coronas navideñas siguen siendo simbólicas para los cristianos dedicados y son populares entre una diversidad de personas como adornos navideños. Todavía están hechos de árboles de hoja perenne resistentes y aún se cuelgan para simbolizar la fuerza. Sin embargo, la corona de Adviento o la corona de Navidad del siglo XXI es mucho más "animada". Hoy en día, las puedes ver en forma de cruz o en forma de anillo tradicional. A veces tienen palomas o cintas blancas para la pureza.

Coronas funerarias
Las coronas de flores funerarias son una variante de las coronas cristianas, que actualmente se utilizan para conmemorar a los fallecidos o para ser un gesto hacia la familia del difunto.
Las coronas funerarias son el símbolo tradicional de resistencia y continuidad, por lo que sus diseños intentan aportar simpatía y reflexión para aquellos que hemos perdido.
Dependiendo del tipo de colores y flores utilizadas en la corona, puede simbolizar dolor o condolencia de manera elegante y elocuente.

0 comentarios:

Publicar un comentario