martes, 29 de noviembre de 2022

Maternidad: Todo lo que necesitas para estar saludable.

Ahora que estás embarazada, cuidarse nunca ha sido más importante. Aquí te contamos todo lo que necesitas para estar saludable durante la maternidad.

Maternidad: Todo lo que necesitas para estar saludable.

Maternidad: Todo lo que necesitas para estar saludable.

1. Comer alimentos saludables

Comer alimentos saludables es especialmente importante durante la maternidad. Tu bebé necesita nutrientes para crecer sano y fuerte en el útero. Come muchas frutas y verduras coloridas, cereales integrales, alimentos ricos en calcio y alimentos bajos en grasas saturadas.

2. Toma una vitamina prenatal diaria

Tomar un multivitamínico prenatal diario puede ayudarte a garantizar que obtengas la cantidad correcta de los nutrientes clave que tú y tu bebé necesitan durante el embarazo. Estos incluyen ácido fólico, hierro y calcio.

3. Mantente hidratada

El cuerpo de una mujer embarazada necesita más agua que antes del embarazo. Trata de tomar ocho o más tazas de agua cada día durante la maternidad.

4. Acude a tus controles prenatales

Las mujeres deben recibir atención prenatal regular de un proveedor de atención médica. Las mamás que no reciben atención prenatal regular tienen muchas más probabilidades de tener un bebé con bajo peso al nacer u otras complicaciones. Si está disponible, considera la atención prenatal grupal.

5. Evita ciertos alimentos

Hay ciertos alimentos que las mujeres deben evitar comer durante el embarazo:

  • Carnes crudas o raras
  • Hígado, sushi, huevos crudos (también en mayonesa)
  • Quesos blandos (feta, brie)
  • Leche sin pasteurizar

Los productos animales crudos y sin pasteurizar pueden causar intoxicación alimentaria. Algunos pescados, incluso cocinados, pueden ser dañinos para un bebé en crecimiento porque tienen un alto contenido de mercurio.

6. No bebas alcohol

No bebas alcohol antes y durante el embarazo y durante la lactancia. Beber alcohol aumenta el riesgo de tener un bebé con trastorno del espectro alcohólico fetal que puede causar rasgos faciales anormales, discapacidades graves de aprendizaje y problemas de comportamiento.

El alcohol puede afectar la salud de un bebé en las primeras etapas del embarazo, antes de que una mujer sepa que está embarazada. Por lo tanto, las mujeres que puedan quedar embarazadas tampoco deben beber alcohol.

7. No fumes

Fumar no es saludable para ti ni para tu bebé por nacer. Aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante, parto prematuro, aborto espontáneo y otros malos resultados.

8. Muévete

El ejercicio diario o mantenerte activa de otras maneras puede ayudarte a mantenerte saludable durante el embarazo. Consulta con tu médico para averiguar cuánta actividad física es adecuada para ti.

9. Vacúnate contra la gripe

La gripe puede enfermar gravemente a una mujer embarazada y aumentar los riesgos de complicaciones para su bebé. La vacuna contra la gripe puede protegerte de enfermedades graves y también ayudar a proteger a tu bebé después del nacimiento. 

10. Duerme lo suficiente

Dormir lo suficiente (7 a 9 horas) es importante para ti y tu bebé. Trata de dormir sobre tu lado izquierdo para mejorar el flujo sanguíneo.

11. Reducir el estrés

Reducir el estrés es crucial para mejorar los resultados del parto. Las mujeres que están transitando la maternidad deben evitar, en la medida de sus posibilidades, las situaciones estresantes. Recluta a tus seres queridos para que te ayuden a manejar el estrés en tu vida.

12. Planifica el momento adecuado para quedar embarazada

Si eliges quedar embarazada en un momento en el que sabes que estás en tu punto más saludable, eso aumenta las posibilidades de tener un embarazo saludable y un parto saludable.

Esto no solo significa que las mujeres deben asegurarse de estar saludables antes de quedar embarazadas, sino que también deben considerar su edad antes de quedar embarazadas. Las madres que tienen hijos a una edad temprana (antes de los 16 años) o a una edad avanzada (mayores de 40) corren un mayor riesgo de tener un parto prematuro. Además, las mujeres que vuelven a quedar embarazadas demasiado pronto (menos de 18 meses entre nacimientos) tienen aún más probabilidades de tener un bebé prematuro.

0 comentarios:

Publicar un comentario