viernes, 10 de abril de 2020

Cómo usar las revisiones en línea

Si planeas comprar una computadora, cenar en un restaurante o contratar a un abogado, probablemente también estés planeando leer las revisiones en línea de las diversas opciones de antemano. Si bien esta puede ser una excelente manera de verificar la calidad o la legitimidad de un producto o servicio, algunos sitios (y las revisiones que contienen) son mejores y más precisos que otros. Es importante pensar críticamente sobre las reseñas que lees. No permitas que tu entusiasmo por realizar una compra comprometa tu capacidad para tomar buenas decisiones.

Cómo usar las revisiones en línea

Si bien puede ser difícil determinar la legitimidad de una revisión o un sitio de revisión, existen varios consejos para aprovechar al máximo las revisiones en línea.

Existen varias fuentes diferentes para revisiones en línea, y algunas pueden satisfacer sus necesidades mejor que otras:

1. Sitios de comercio electrónico
Algunos sitios minoristas, como Amazon, tienen un sistema de clasificación integrado en sus listados de productos. Si estás buscando comprar un producto específico, consulta las reseñas de varios proveedores diferentes mientras realizas tu comparación de compras. Estas revisiones a menudo pueden brindarte información detallada de usuarios reales de un producto en particular. ¿Los contra? Algunos vendedores desleales pueden eliminar comentarios negativos con la esperanza de vender un producto. Las revisiones también pueden estar mal moderadas, si es que lo hacen, lo que permite a las personas agregar revisiones falsas (tanto buenas como malas) a un sitio.

Además, hay algunas compañías que pagan a las personas para que escriban buenas críticas de sus productos en sitios de comercio electrónico. Para detectar estas revisiones, busca revisiones que no tengan una larga historia de publicación en el sitio, que elogien un producto sin proporcionar muchos detalles y que usen palabras clave o frases específicas (como el nombre completo de un producto junto con con su marca) varias veces en su revisión. Estos comentarios pueden estar tratando de contrarrestar las críticas negativas o la publicidad del producto.

2. Sitios dedicados de revisión
Los sitios de opiniones de clientes están compuestos por reseñas de consumidores. Si bien estos sitios pueden ganar dinero con publicidad, programas de afiliación o membresías de usuarios, no están tan orientados a las ventas como los sitios de comercio electrónico. Estos sitios también realizan esfuerzos significativos para atraer nuevos visitantes y revisores, por lo que pueden ser su mejor fuente para múltiples revisiones recientes del mismo negocio o producto.

Investiga cómo estos sitios moderan a sus revisores y administran sus listados de revisiones. Si un sitio se basa en la publicidad de empresas revisadas, existe el riesgo de que el sitio elimine las críticas negativas con la esperanza de no molestar a un anunciante. También debes averiguar si el sitio tiene formas de verificar la calidad de una revisión y si está dispuesto a obtener reseñas (positivas o negativas) que no sean legítimas.

3. Guías de ciudad
Las guías locales de la ciudad también pueden incluir reseñas de usuarios. Estos sitios y reseñas pueden ser realmente útiles cuando visitas o te mudas a una nueva ciudad. También son geniales si solo quieres conocer mejor tu propia ciudad, ya que pueden tener información sobre pequeñas empresas del vecindario que no reciben mucha atención de turistas o periodistas.

Recuerda verificar las fechas en las reseñas antes de darles credibilidad.

4. Sitios de redes sociales
Muchos consumidores llevan sus quejas y preocupaciones a las redes sociales, incluidos Twitter y Facebook.

Examina las malas críticas y contacta al propietario o gerente para solicitar su versión de la historia. Si los problemas planteados en las malas revisiones involucran a empleados, ten en cuenta que algunas empresas muy decentes ocasionalmente cometen errores o contratan empleados incompetentes. La empresa también puede ser víctima de un estafador que chantajea a las empresas amenazando con una revisión negativa si el propietario no proporciona servicios de forma gratuita.

Últimos consejos
Finalmente, contacta a amigos y familiares. Antes de que Internet se convirtiera en una parte integral de la vida, obtener recomendaciones por boca a boca era la forma estándar de determinar con qué empresas trabajar.

Si bien los sitios de revisión son útiles, no sigas ciegamente su orientación. En su lugar, usa tu sentido común al leer las reseñas, y no permitas que incluso una calificación de cinco estrellas te impida hacer preguntas difíciles sobre el funcionamiento de una empresa o producto. Investiga una variedad de fuentes de información para el consumidor y no olvides aprovechar tu propia red social para obtener referencias y consejos.

0 comentarios:

Publicar un comentario