jueves, 11 de enero de 2018

Porque los hombres gimen menos que las mujeres en la cama

Un estudio científico revela el porque los hombres gimen menos que las mujeres en la cama... Crees que es así? Comenta!

Porque los hombres gimen menos que las mujeres en la cama

Porque los hombres gimen menos que las mujeres en la cama

En la sexualidad, cada persona es absolutamente original y se expresa de manera diferente, tanto hombres como mujeres. Sin embargo, el porcentaje de mujeres que gimen en la cama es netamente superior al de los hombres, según los expertos. Existen razones naturales por las que ellas, por normal general, son más expresivas en el acto sexual.
Para empezar, se trata de una respuesta biologica automática. La penetración es placentera pero el cuerpo puede recibirla como una sensación agresiva al principio, de ahí es que se generan los gemidos.
Gemir es una forma de indicar a tu pareja qué genera más placer sin tener que decírselo explícitamente. Esos gestos o acciones que te gustan más generan de forma inconsciente que los gemidos aumenten de intensidad.

Así lo confirma el sexólogo y psicólogo Antoni Bolinches: “Los gemidos son una expresión psicofísica del placer, aunque también pueden utilizarse para reforzar determinadas conductas, para guiar a la pareja. Cuando llegas a un nivel de placer tan intenso es natural que eso se traduzca en una explosión, igual que los tenistas necesitan chillar cuando pegan fuerte a la bola por el esfuerzo”.
Los gemidos tienen otra función evidente que funciona excelentemente: excitar al otro. Un estudio publicado en el Archives of Sexual Behavior, determinó que tanto los hombres como las mujeres logran mayores niveles de satisfacción cuando gimen o escuchan a su pareja hacerlo.

De acuerdo a los datos de la investigación científica, las mujeres realizan un sonido denominado “vocalizaciones femeninas copuladoras”, justo cuando van a tener un orgasmo y cuando su pareja lo tienen. Esto se debe a que ellas saben que los hombres lo disfrutan y lo hacen para que el placer máximo sea más intenso aún.

Por otro lado, muchos hombres comparten la opinión de que gemir en la cama es algo poco masculino y tienden más a gruñir o emitir un sonido gutural. Es una cuestión cultural. Una explicación a esta creencia es que a menudo aprenden lo que saben de sexo mirando películas porno, donde los varones no realizan muchos ruidos.

Otro motivo que los puede llevar a ser más silenciosos son las costumbres que adoptaron en su adolescencia. En esa época hombres suelen masturbarse seguido pero lo hacen a escondidas, por lo que reprimen sus gemidos.
Finalmente, otra teoría es que durante el sexo ellos tienden a contener la respiración como forma para estimular y mantener la excitación. Gemir lo puede desconcentrar por lo que el gemido fuerte llega solamente cuando alcanza el orgasmo.

0 comentarios:

Publicar un comentario