miércoles, 15 de agosto de 2018

Reflexión y Refracción de la luz

Reflexión de la luz

En este sencillo experimento intentaremos observar como funciona la Ley de Reflexión y comprobar que sucede cuando la luz de un láser es apuntada hacia un espejo.

Reflexión de la luz experimento

Si hacemos incidir un haz de rayos paralelos sobre un espejo plano, los rayos se verán obstaculizados por el espejo y no podrán continuar en la misma dirección ni atravesarlo. El haz de rayos cambia su dirección pero los rayos se mantienen paralelos propagándose en el mismo medio, en este caso el aire.
Cuando un rayo luminoso incide sobre una superficie pulida (espejo plano) y cambia su dirección sin cambiar el medio en el que se propaga, decimos que se refleja, éste fenómeno físico recibe también el nombre de reflexión especular.

Antes de comenzar con nuestro experimento, debemos definir las siguientes características:
  • Rayo incidente: Es el rayo que llega (incide) al espejo desde la fuente de luz.
  • Punto de incidencia: Es el punto donde incide el rayo sobre el espejo.
  • Rayo reflejado: Es el rayo desviado (reflejado) por el espejo.
  • Recta normal: Es la línea perpendicular al espejo que pasa por el punto de incidencia.
  • Ángulo de incidencia: Es el ángulo formado por el rayo incidente y la recta normal.
  • Ángulo de reflexión: Es el ángulo formado por el rayo reflejado y la recta normal.
El Experimento:

-Materiales utilizados:

  • ·         Hoja de papel
  • ·         Espejo
  • ·         Láser
  • ·         Regla
  • ·         Semicirculo
  • ·         Lápiz
-Procedimiento:

  1. ·     Con la ayuda de la regla y un lápiz, trazar una línea horizontal en la hoja.
  2. ·     Trazar la Recta normal.
  3. ·     Indicar un punto de incidencia en la línea horizontal previamente trazada.
  4. ·    Trazar 3 trayectorias.
  5. ·    Utilizar un láser para reflejar la luz y tomar las medidas y ángulos resultantes del rayo  incidente y el rayo reflejado.
Reflexión
Resultados y conclusiones:
Los valores de los ángulos de incidencia y de reflexión obtenidos en el experimento son prácticamente iguales, es una ley física que se conoce como la ley de reflexión.
El ángulo de incidencia formado entre la recta normal y el rayo incidente es igual al ángulo de reflexión formado por el rayo reflejado y la misma recta normal.
En teoría, los ángulos deberían ser iguales, sin embargo al llevar el experimento a la práctica, vemos que varía entre ½ y 1 grado; esto es debido al factor humano, ya que el pulso no es preciso y esto hace que el ángulo generado tenga una pequeña variación.

Refracción de la luz


En este sencillo experimento intentaremos observar como funciona el fenómeno óptico de Refracción y que sucede cuando la luz cambia el medio en el que se encuentra.

Refracción

Se denomina refracción luminosa al cambio que experimenta la dirección de propagación de la luz cuando atraviesa oblicuamente la superficie de separación de dos medios transparentes de distinta naturaleza. Las lentes, las máquinas fotográficas, el ojo humano y, en general, la mayor parte de los instrumentos ópticos basan su funcionamiento en este fenómeno.
El fenómeno de la refracción va, en general, acompañado de una reflexión, más o menos débil, producida en la superficie que limita los dos medios transparentes. El haz, al llegar a esa superficie límite, en parte se refleja y en parte se refracta, lo cual implica que los haces reflejado y refractado tendrán menos intensidad luminosa que el rayo incidente. Dicho reparto de intensidad se produce en una proporción que depende de las características de los medios en contacto y del ángulo de incidencia respecto de la superficie límite. A pesar de esta circunstancia, es posible fijar la atención únicamente en el fenómeno de la refracción para analizar sus características.

El Experimento:

-Materiales utilizados:

  •         Vaso de bohemia
  •         Hoja de papel
  •          Agua
  •          Láser
  •          Regla
-Procedimiento:

  1. ·     Colocar agua en el vaso de bohemia, aproximadamente por la mitad.
  2. ·     Envolver la regla con una hoja de papel.
  3. ·    Colocar la regla detrás del vaso de bohemia con agua y trazar una línea a la alutra del nivel del agua.
  4. ·    Trazar la normal, perpendicular a la línea del nivel del agua.
  5. ·    Dibujar un rayo incidente siguiendo su trayectoria.
  6. ·    Con el láser, apuntar hacia la trayectoria y observar si éste sigue la trayectoria, se acerca o se aleja de la normal.

Refracción

Resultados y conclusiones:
El rayo reflejado se acerca a la normal en un medio aire-agua.
Se desvía de la trayectoria debido al cambio de densidad del medio en el que se encuentra, lo cual hace que cambie su velocidad debido al índice de refracción, éste índice se puede explicar mediante la Ley de Snell.
Ley de Snell : La refracción es el cambio de dirección que experimenta una onda al pasar de un medio material a otro. Sólo se produce si la onda incide oblicuamente sobre la superficie de separación de los dos medios y si estos tienen índices de refracción distintos. La refracción se origina en el cambio de velocidad de propagación de la onda, cuando pasa de un medio a otro.


Refracción formula

martes, 31 de julio de 2018

Várices

¿Cuántas veces dejamos de usar una mini por esas venitas azules que afeaban nuestras piernas? ¿Y no sentimos, especialmente en verano, las piernas cansadas y doloridas? Tener várices y arañitas es algo que pasa muy a menudo, Por eso, para saber cómo evitar que aparezcan o para tratarlas de manera adecuada, les dejamos una serie de preguntas y respuestas para saber todo lo necesario sobre várices.

Várices

Várices

-¿Qué son las várices?
Son dilataciones venosas que pueden tener distintos tamaños y formas.

-¿Cuál es la diferencia con las "arañitas"?
Son dilataciones también pero de vasos de pequeño calibre, son más superficiales y pueden ser rojas, azules o violetas.

-¿Por qué se producen? ¿Son hereditarias?
Sí, son hereditarias pero influyen también otros factores desencadenantes como el embarazo, estar de pie muchas horas, la obesidad, etc.

-¿Qué relación hay entre las várices y, por ejemplo, el embarazo? ¿Por qué hay mujeres a las que durante el embarazo parece que las venas les van a explotar, pero antes no tenían eso?

Siempre existe la predisposición hereditaria, pero el aumento de la progesterona, la compresión del útero sobre la vena cava inferior impidiendo el normal retorno venoso de las piernas y el aumento de peso, conspiran contra la salud venosa de los miembros inferiores.

-¿Qué pasa si una persona tiene problemas de várices, no lo resuelve y queda embarazada?
Es muy distinto. En ese caso se van a agravar con mucho riesgo para la paciente y con pocas posibilidades de resolverlo, mientras que las várices que aparecen durante el embarazo son más benignas e inclusive el 50% desaparece luego del parto.

-¿Se pueden tratar las várices durante el embarazo? ¿Hay algo que se puede hacer en ese período?
Sólo se puede aliviar con medias especiales, productos tópicos y drenaje linfo-venoso.

-¿Cómo se resuelve un problema de várices?

Depende. Hay distintos tipos y grados y cada cuadro clínico es diferente. Existen múltiples herramientas como la cirugía, el láser y la escleroterapia.

-¿Se pueden prevenir las várices? ¿Cómo?
Las medidas preventivas incluyen ejercicios de retorno venoso, flebotónicos, medias de compresión graduada y evitar los factores agravantes como el cigarrillo, la vida sedentaria y el sobrepeso.

-¿Qué es lo que una persona con várices no debe hacer nunca?
Someter sus piernas a temperaturas elevadas y traumatismos, estar muchas horas de pie con escasos movimientos y tener exceso de peso.

-¿Las várices se pueden ir solas?
Lamentablemente no. Por suerte, en la actualidad, el médico flebólogo cuenta con un importante arsenal terapéutico para dar respuesta a las diversas patologías brindando respuestas tanto a fenómenos estéticos como de calidad de vida de los pacientes.

-Una persona que tiene várices y resuelve el problema, ¿puede volver a tener el mismo problema más adelante? Si es así, ¿por qué?

La recidiva varicosa es un capítulo especial de la flebología moderna, que requiere un tratamiento preciso y minucioso. Distintos factores pueden provocarlo como progresión de la enfermedad o de un tratamiento inadecuado.

Los Hombres son Manzanas y las Mujeres Peras

Que no cunda el pánico! Este post "Los Hombres son Manzanas y las Mujeres Peras" no va a tratar sobre los típicos tópicos al estilo “Los Hombres son de Marte, las Mujeres de Venus”. Como veremos a continuación, en endocrinología, las manzanas y las peras se usan a menudo para caracterizar dos tipos concretos de obesidad.
Uno de los factores a tener en cuenta en el campo de la endocrinología, además del famoso Índice de Masa Corporal (IMC), para valorar el estado de nutrición y sus consecuencias futuras en la salud de la persona, es el Índice Cintura/Cadera (ICC) que es muy fácil de calcular y consiste en esto:

Los Hombres son Manzanas y las Mujeres Peras

Los Hombres son Manzanas y las Mujeres Peras

Aquí una imagen para ver cómo tienen que medir cada perímetro. El perímetro de la cintura se mide justo debajo de la última costilla y el de la cadera, a nivel de la zona más amplia más o menos por la zona de los glúteos.

cómo tienen que medir cada perímetro

ICC:
Perímetro Cintura (cm.)
————————
Perímetro Cadera (cm.)

Los valores obtenidos suelen seguir, en condiciones normales, un patrón característico en mujeres y hombres. Siendo los siguientes:
ICC para mujeres: 0´71-0´84
ICC para Hombres: 0´78-0´93
ICC Estándar para ambos sexos: 0´80

Lo que nos reflejan estos valores es que las mujeres tienen, por características propias de su condición sexual, un perímetro de caderas relativamente más grande que la de los hombres, que tienen un perímetro de cintura mayor y de cadera menor. Lo que hace que el ICC normal varíe un poco teniendo en cuenta el sexo de la persona. Esta diferente distribución de grasa se debe principalmente a influencias hormonales y se hace evidente desde la pubertad donde comienzan a manifestarse las primeras diferenciaciones sexuales.
Al patrón de distribución femenina de grasa, se le llama “forma de pera” mientras que al patrón de distribución masculina de grasa, se le llama “forma de manzana”. Ya que en el primero la grasa se “concentra” más a nivel de las caderas mientras que en el segundo se aloja más en la cintura dando unas formas que, con un poco de imaginación, nos recuerdan a esas frutas.
Aunque en las dos imágenes aparezca una mujer, lo más normal es que sean los hombres los que tengan la “forma de manzana” exceptuando los casos de obesidad, donde la mujer puede cambiar su forma de pera por la de manzana.
En condiciones normales, esta diferencia del ICC para hombres y para mujeres puede no ser muy evidente para pesos normales y bajos. Sin embargo, conforme se van ganando kilos, las diferencias se hacen muy notables y los lugares en donde se acumula principalmente la grasa, crecen aún más. Lo que en la jerga popular vendría a ser:
Hombres: Barriga cervecera y flotador—–>Obesidad Androide—-> Obesidad en forma de Manzana
Mujeres: Cartucheras—> Obesidad Ginecoide—> Obesidad en forma de Pera
A pesar de que ambos tipos de obesidad son dañinos, es mucho más peligroso para la salud la barriga cervecera y el flotador que las cartucheras. Es decir, una obesidad en forma de manzana supone un riesgo mucho mayor que la de forma de pera. Por mucho que estemos acostumbrados a la manzana como símbolo de salud, en estos casos, la realidad es muy diferente.

Beneficios de la miel para la piel

Cuando se trata de embellecer nuestra piel y apariencia lo mejor es recurrir a productos naturales y caseros, ya que son más saludables y no contienen químicos ni conservantes.
Estos productos se pueden utilizar para mejorar la hidratación de la piel y obtener un cutis más brillante y saludable, sin efectos adversos como pueden tener algunos productos o cremas que compramos a veces.
La miel de abejas es uno de esos productos que nos beneficia tanto si lo consumimos como si lo aplicamos externamente. Para que se enteren bien de todo lo buena que es les vamos a hablar de los beneficios de la miel para nuestra piel.

Beneficios de la miel para la piel

Beneficios de la miel para la piel

La miel contiene glucosa, fructosa y muchos minerales como ser: magnesio, potasio, calcio, sodio, hierro, cobre, zinc y vitaminas B1, B2, B3 y B5. Es beneficiosa para la piel porque la nutre profundamente y porque atrae y retiene la humedad y así promueve su hidratación.

Hoy en día muchas empresas de cosméticos la usan para realizar lociones, cremas faciales y corporales, jabones de ducha, etc. Pero, cada vez más, las mujeres elegimos utilizarla sin ningún proceso, o sea de manera directa y natural.

Si tenemos la piel muy sensible podemos aplicarnos miel para nutrirla e hidratarla ya que es especial para pieles irritables. También se utiliza para tratar llagas y heridas porque tiene propiedades curativas.

Promueve el rejuvenecimiento de las células de la piel y por eso se utiliza para disminuir las arrugas y suavizar el aspecto de la piel.

Por si esto fuera poco la miel también tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas por lo que es casi un remedio en si mismo, con cientos de aplicaciones.

Es un producto natural ideal para el tratamiento de nuestra piel por su amplia gama de nutrientes y beneficios que vale la pena aprovechar!

Los beneficios del aceite de argán

Es casi imposible que no hayas oído hablar del aceite de argán. Descubre todos los beneficios, usos y curiosidades de este maravilloso aceite, al servicio de tu belleza y tu salud.
El aceite de argán es un aceite comestible que se obtienen mediante presión de las semillas maduras de la baya del árbol de argán. Es un relativamente caro aceite comestible con sabor a nuez y estos son sus beneficios y propiedades.

Los beneficios del aceite de argán

Los beneficios del aceite de argán 

Beneficios para la piel
Directamente de Marruecos, ya que también es conocido como el oro líquido de este país, aunque también se puede encontrar en otras partes del mundo, este poderoso aceite es de uso comestible, pero últimamente se emplea como tratamiento facial o corporal por la cantidad de propiedades que ofrece para mantener una piel suave y joven.

Compuestos
Las vitaminas que lleva lo dotan, actualmente, como uno de los reparadores esenciales para el cuidado de la piel. Estos beneficios se deben a que el aceite de argán está compuesto por vitamina E, aceite de oliva, minerales y ácidos grasos, entre otros. Ello aporta una extrema suavidad sobre la piel y ya es preferido en los salones de belleza, centros de estética y spa.

Efecto antienvejecimiento
Su principal propiedad es regenerar la epidermis y el colágeno con el fin de que se renueve. De esta manera y, gracias a su aplicación, se eliminan las células muertas y las impurezas con mayor facilidad, y de forma totalmente natural, para aportar elasticidad, suavidad y brillantez.

Uñas, pelo, antimanchas, bronceado...
El aceite de argán también es inmejorable para el pelo. Podemos aplicar una pequeña loción y éste lucirá mucho más suave, facilitando el desenredado. En las uñas, las fortalece aportando resistencia, verás como se romperán con menos facilidad.

Pero una de las utilidades más extendidas en la piel, además de su efecto antiedad, es que es fantástico para las manchas y quemaduras de la piel producidas por los rayos solares. En verano, cada vez son más las personas que lo emplean como protector solar y autobronceador. Debe aplicarse en el cuerpo antes de la crema bronceadora y de la exposición al sol.

También sirve como loción hidratante y desmaquillante en la piel. Y además actúa sobre las pieles secas si las tenemos irritadas y algo estropeadas, sobre todo en épocas extremas, sea en verano o en invierno.

De hecho, actualmente, encontramos este aceite en diversos productos, tanto para acondicionadores de pelo, desmaquillantes y tratamientos exclusivos e intensos para acabar con las arrugas de la piel.

Relajante para masajes
El aceite es, además, óptimo para todo el cuerpo. Por ello, se emplea cada vez más para la realización de masajes corporales que se suelen mezclar con otros productos y aceites para conseguir un efecto relajante y antiestrés.

Tipos de celulitis

Para derrotar al enemigo hay que conocerlo a fondo, por eso necesitas tener claro qué tipo de celulitis tienes para atacarla con tus mejores armas y lucir una figura espléndida.
Hay muchos métodos para combatir la celulitis. Ahora bien, cada cuerpo y constitución son diferentes por lo que necesitamos saber el tipo de celulitis que tenemos para actuar rápido y, sobre todo, de forma eficaz y evitar las pérdidas de tiempo.

Tipos de celulitis

Tipos de celulitis

Celulitis global o generalizada
Se trata de un tipo de celulitis que se encuentra en casi todo el cuerpo y afecta a personas que sufren de exceso de peso. Es más difícil de erradicar porque al ser general precisa de un tratamiento que puede alargarse y debe completarse con dieta severa y específica.

Celulitis localizada
Es la que se presenta en determinadas zonas del cuerpo, especialmente en glúteos, piernas, abdomen o brazos. Suele afectar a una mayor parte de las mujeres, tanto si son delgadas como gruesas, y podemos tener una parte o varias partes del cuerpo con celulitis. Aparece en edades jóvenes y se acentúa a medida que vamos cumpliendo edad. Eliminar centímetros en determinadas zonas es mucho más fácil y rápido gracias a una serie de tratamientos estéticos de última tecnología que nos ponen a punto en varias sesiones.

Zonas más blandas
Cuando tenemos partes de nuestro cuerpo más fláccidas, es normal que se presente celulitis. Es muy clara de identificar al tacto porque está muy blando y se mueve cuando hacemos ejercicio o al caminar. Suele presentarse alrededor de los 30 años, aunque dependiendo de la constitución podemos tenerla antes, y aumenta con la edad si no nos cuidamos. Las zonas de localización son las partes superiores de los brazos y las piernas, principalmente. Para su tratamiento debemos hacer intenso ejercicio con el fin de ganar masa muscular en tales zonas. La aparatología actual de los centros de belleza también es una solución para acabar con este tipo de celulitis.

Celulitis dura
Aunque tengamos un cuerpo esbelto, delgado y atlético, no nos libramos de la celulitis. La de tipo dura suele presentarse a edad muy temprana y es frecuente en aquellas personas acostumbradas a realizar ejercicio. La piel está tersa, pero presenta la típica piel de naranja con ciertos puntitos y aspecto granulado y tacto algo rugoso. Muchas veces estas zonas suelen tener estrías por la rotura de las fibras elásticas de la piel. Es un tipo de celulitis bastante común que solemos encontrar en muslos y caderas y que se puede intensificar con la edad. Es necesario realizar ejercicio desde bien temprana edad y acabar con ella definitivamente con tratamientos estéticos no indoloros e invasivos cuando ya hemos pasado de los 30 años.

Celulitis edematosa
La padecen mujeres de todo tipo de edad, pero no es de las más comunes. Normalmente, suele producirse por problemas de circulación y retención de líquidos y, aunque creamos que sea algo que aparece con la edad, muchas chicas de 20 años la sufren en el cuerpo. Principalmente la encontramos en las piernas. De este modo se requiere realizar ejercicio para activar la circulación, beber abundante agua y seguir una dieta baja en sal para evitar la retención de líquidos. Los masajes drenantes son muy eficaces.

7 mitos y creencias sobre la primera cita

¿Qué me pongo? ¿Qué le digo? ¿Qué pasa si...? Son algunas de las miles de preguntas que se nos vienen a la cabeza días antes de una primera cita. Entre tantos nervios y ansiedad, seguramente has recurrido mil veces a tus amigas en busca de consejos para enfrentar este esperado momento con mayor seguridad y tranquilidad.
Asesorarte de las indicaciones de personas de tu confianza está muy bien, pero ten cuidado porque hay mucho mito dando vuelta sobre las primeras citas. ¿Qué te parece desenmascaramos 7 mitos y creencias sobre la primera cita?

7 mitos y creencias sobre la primera cita

7 mitos y creencias sobre la primera cita

En lo primero que se fijan los hombres son los ojos. ¡Vamos! ¿Quién se cree esta mentira? La mirada masculina se dirige directamente hacia tu cuerpo y tu look en general. Luego de observar los detalles de tus curvas, recién ahí sus ojos depararán en tus lindos ojos.

Debemos ir vestidas con ropa sexy para captar su atención y asegurarnos una segunda cita. Obviamente, depende con quién salgas y qué es lo que espera él de ti. Si hablamos de una primera cita para conocerse y buscar algo más, entonces es todo lo contrario: dicen los expertos que los hombres aceptan que mostremos hasta el 40% de nuestro cuerpo en la primera cita. Acuérdate que siempre es mejor insinuar y dar espacio a la imaginación que mostrar todo.

A los hombres les gustan las chicas que toman la iniciativa. Eso no estaría mal, pues todos somos iguales y no tiene nada de malo que las mujeres demos el primer paso cuando alguien nos interesa: ¿por qué tenemos que esperar que el hombre reaccione para empezar algo? Muchos hombres dicen que les encantan las mujeres confiadas que se juegan por sus sentimientos. Sin embargo, a la hora de los hechos no lo terminan de ver bien y son ellos los que prefieren acercarse. Por ello, mejor arréglate, sonríele y espera que actúe.

Debemos hablar de nuestros intereses en común para demostrarle que hay conexión. Sí, está bien, pero tampoco tenemos que esconder nuestros intereses propios y hasta aquellos que difieren de los de él. Además, el hecho de que tengas muchas cosas en común con él no necesariamente significa que una relación entre ustedes funcionará. ¿Acaso nunca has escuchado que los opuestos se atraen?
Si comen juntos, ordena una ensalada para demostrarle que te cuidas. ¿Realmente crees que se fijará en tu plato? Por si esto no alcanzara, a los hombres les gustan las chicas con personalidad que piden lo que tienen ganas de comer.

Invítalo enseguida a ser amigos en Facebook. Mmmm... Mejor tómate un poco de tiempo para agregarlo a tu lista de “amigos”: primero conócelo de verdad y luego accede a su perfil. Además, tenerlo en Facebook facilita los celos y malentendidos, los cuales pueden ser aun peores cuando no se conocen demasiado.

Hazle todas las preguntas posibles para demostrarle interés. Está muy bien, siempre y cuando también hablemos de nosotras. Esto no es un interrogatorio ni una entrevista sino una primera cita: él deseará que tú le cuentes un poco de tu vida. Al fin y al cabo, el objetivo de todo esto es conocerse.