viernes, 19 de enero de 2018

La lucha contra el cáncer da un paso gigante

La lucha contra el cáncer da un paso gigante en cuanto a la detección de la enfermedad: Un examen de sangre experimental ha permitido detectar de manera precoz los ocho tipos de cáncer más frecuentes en un 70% de efectividad de los casos, alentando así las esperanzas de poder detectar la enfermedad antes de los primeros síntomas y aumentar las posibilidades de curarse con un tratamiento adecuado.

La lucha contra el cáncer da un paso gigante

La lucha contra el cáncer da un paso gigante

El estudio científico, publicado el 18 de enero del 2018 en la edición digital de la revista Science, fue realizado a 1.005 pacientes, cuyo tumor no se había propagado todavía.

Los resultados podrían situar al equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, liderados por Nickolas Papadopoulos, al frente de la carrera para comercializar un test sanguíneo que detecte cáncer.

Los científicos además ya han comenzado otro estudio que duraría unos 5 años en 50.000 mujeres de entre 65 y 75 años que no han sufrido nunca cáncer, para determinar si esta prueba puede detectar más sistemáticamente tumores sin la presencia de síntomas.

Las mutaciones genéticas aumentan el número de células cancerígenas, cuyo ADN está en la sangre.

Los cánceres detectados por el test de sangre fueron de ovarios, hígado, estómago, páncreas, esófago, colorrectal, pulmón y pecho.

Los investigadores de Johns Hopkins y de otros centros de investigación decidieron secuenciar partes de 16 genes que mutan más a menudo en distintos tipos de tumores. Luego añadieron ocho biomarcadores de proteínas características de estos cánceres.

Esta combinación aumentó mucho la sensibilidad del test sanguíneo y permitió detectar qué tejido del organismo estaba afectado.

En las muestras de sangre de los 1.005 pacientes afectados por alguno de los ocho cánceres más comunes sin haber hecho metástasis todavía, el nivel de detección varió entre el 33% y el 98% en función del tumor, explicaron los científicos estadounidenses.

La sensibilidad de la prueba fue de 69% o más para cánceres de ovario, hígado, esófago, estómago y páncreas, todos ellos muy difíciles de detectar de forma precoz, agregaron los científicos.

La prueba sanguínea, llamada "CancerSEEK", también pudo reducir a dos puntos el origen de la enfermedad en un 80% de los pacientes.

El equipo de investigación ya ha pedido patentar el test, que costará menos de 500 dólares.

Este importe es ideal para sus creadores, ya que es comparable al de otras pruebas que se realizan actualmente para la detección de cáncer, como la colonoscopía.

El estudio "Es prometedor, pero se necesita investigar más", declaró Mangesh Thorat, director adjunto de la Unidad de Ensayos Clínicos de la Universidad Queen Mary de Londres.

"La sensibilidad de la prueba en cánceres en fase I es baja, de alrededor del 40%, y aunque se combinen las fases I y II, da el 60%, por lo que el test sigue sin detectar una gran proporción de cárceres en la fase en la que queremos detectarlos", señaló el científico.

Nicholas Turner  por otro lado afirmó que el 1% de falso positivo "puede preocupar bastante a la gente, al decirle que tiene cáncer y pueda que no lo sufra".

Pero "creo que esta prueba ha movido los cimientos de la detección precoz", destacó Paul Pharoah, profesor de cáncer epidemiológico en la Universidad de Cambridge.

0 comentarios:

Publicar un comentario